“aunque las obras suyas estaban acabadas desde la fundación del mundo. Hebreos 4:3”

La Gracia de Dios NO consiste en licencia para hacer malas obras.

Si bien es muy claro que NO fuimos salvos por obras, buenas obras brotan del resultado y agradecimiento que un discípulo de Cristo tiene al haber sido redimido, pero aun hay más…

Esas buenas obras ya estaban preparadas desde antes.

El escritor de Hebreos (muy posible que fue Pablo) nos dice (hablando de entrar en el reposo Heb 4:3) que las obras del pueblo de Dios (los Hebreos en aquel entonces) ya habían sido acabadas (diseñadas).

Mire lo que dice Pablo en Efesios.
“Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas. Efesios 2:10″

Las buenas obras que Dios preparó para usted, ya están ordenadas. Caminemos hoy en toda buena obra que nos viene a la mano.