Si crees que Dios no te habla, debes leer más las palabras de su unigénito HIJO.


NO necesitas esperar o depender de la palabra de profetas… ¡EL te habla directamente a ti!

“Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo… (Hebreos 1:1 RVR1960)”