“Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria Mateo 25:31”

¿Qué sucederá cuando el Señor venga en su gloria?

El resto del texto nos da una idea bien concreta…

y serán reunidas delante de él todas las naciones; y apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos.Y pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda. Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. Mateo 25:33-34″

¿Y los que han sido justificados por su Gracia?

Estos son los justos que menciona el versículo 46 (más adelante) los cuales irán a la vida eterna.

Aun así. Los que hemos sido salvos por su Gracia, tendremos que dar cuentas de lo que hicimos mientras estábamos en el cuerpo.

“Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo. 2 Corintios 5:10”

Aunque esto NO es para castigo, sino más bien para “recibir según lo que hicimos”, nos damos cuenta que aunque la salvación es por Gracia, los galardones o recompensas vienen por buenas obras de obediencia que realizamos en SU nombre.

Evidentemente los versos 35 y 36 nos dan una idea de que tipo de obras…

“Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí. Mateo 25:35-36”