“¿Tan necios sois? ¿Habiendo comenzado por el Espíritu, ahora vais a acabar por la carne? Gálatas 3:3”

Pasaste al frente para recibir a Cristo cuando el predicador te dijo que vinieras, que la salvación es gratis y que Cristo perdonaría tus pecados. Y Cristo perdonó todos tus pecados y te salvó por gracia (no por que guardaras ningún precepto).

Luego ese mismo predicador te dijo: “Hermano, bienvenido al reino, ahora te vamos a dar unas clases de bautismo y te haremos miembro de la iglesia, te vamos a enseñar a ser un buen cristiano”.

Estos son los diez mandamientos… esta es la lista requisitos (las cosas que tienes que guardar) para ser un miembro en plena comunión de la iglesia.

Dicho sea de paso, el día que no guardes estos requisitos… te quitaremos la membresía en plena comunión y estarás en segunda categoría hasta que estés guardando todos los requisitos de nuevo.

¡Te han atado!

Comenzaste en Gracia, pero te han regresado a la ley.

“la ley no es de fe, sino que dice: El que hiciere estas cosas vivirá por ellas Gal 3:12”

“De Cristo os desligasteis, los que por la ley os justificáis; de la gracia habéis caído. Gal 5:4”

Nota: “Haber caído” no significa que hayas perdido tu salvación, sino que caíste de un sistema de libertad “Gracia” a un sistema de esclavitud “Ley”. Culpabilidad y falta de paz han regresado a tu vida porque “por tus fuerzas, guardando reglas” jamás será suficiente.

Regresa HOY a libertad. Confía que el perfecto sacrificio de Cristo en la Cruz fue suficiente para satisfacer la demanda del pecado. Reposa en lo que Cristo ya hizo por ti.