Y tomando el manto de Elías que se le había caído, golpeó las aguas, y dijo: ¿Dónde está Jehová, el Dios de Elías? Y así que hubo golpeado del mismo modo las aguas, se apartaron a uno y a otro lado, y pasó Eliseo. 2 Reyes 2:14


De la misma manera que Dios ha respaldado a Elías, así lo hará con su sucesor. Nosotros servimos al mismo Dios que sirvió Elías, y como Eliseo, podemos esperar los mismos resultados. Eliseo preguntó: ¿Dónde está el Dios de Elías?, de la misma manera, yo preguntaría hoy: ¿Dónde están los Elias de Dios?

Porque si te atreves a creer a Dios como Elías, Dios respaldará tu Fe como la de él, al igual que lo mostró por medio de Eliseo.

Que se abran todos los ríos en tu vida. Que todas las corrientes sean interrumpidas y pases en seco.

Hoy nos atrevemos a creer al Dios de Elías.

Señor, hoy te pido que de la misma manera que estuviste con Elías y Eliseo, te manifiestes a nosotros. Que el mismo manto que pasó de Elias a Eliseo, ahora repose en nosotros, para demostrar tus maravillas y dar testimonio de tu poder soberano. Te lo pedimos creyendo. En el nombre que es sobre todo nombre, Jesucristo. Amen.