“No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros… Romanos 13:8”

Deber te pone en esclavitud. El que te presta es tu amo (Prov 22:7).

Debemos ser responsables, especialmente como padres y mayordomos del hogar, pues cuando debemos, metemos en esclavitud aun a nuestros hijos.

Recuerde las palabras de la viuda en los días de Eliseo… “ha venido el acreedor para tomarse dos hijos míos por siervos 2 Reyes 4:1”

Deber pone en riesgo a tu familia… te hace ponerle nuevos amos a tus hijos.