“Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá. Romanos 1:17”

Tu no eres justo porque te sientas justo, porque nuestros sentimientos cambian continuamente.

Tu seguridad viene de creer (tener Fe en) lo que la palabra de Dios dice.

Dios te ha imputado su justicia. El te ha hecho justo. Esto lo recibimos por Fe.