“echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros. 1 Pedro 5:7”

He notado que la mayor parte de personas que batallan con adicciones dicen que un preámbulo a caer es que sienten mucha ansiedad.

La solución bíblica parecería ser muy sencilla en un mundo complicado con terminologías psicológicas (cosa que no tenían los cristianos primitivos)… sin embargo es el consejo de Dios.

Cuando sientas ansiedad, tráela al Señor, entregasela a él y descansa. Por supuesto, en ese momento debes de tener Fe, separarte de tus emociones / sentimientos / impulsos… negarte a escuchar la voz de la carne y SOLO oír una voz… la voz de su Espíritu que opera conforme a lo que está escrito.

Dios te dará Gracia para soportar cualquier tentación o impulso.