Milagro de abundancia en Samaria ¿Lo crees?
JA Pérez Octubre 28, 2012

Durante el hambre del cerco de Samaria, predijo que al día siguiente los víveres serían abundantes y baratos, añadiendo que el oficial incrédulo, que se burló de esta profecía, lo vería pero no lo disfrutaría. Una multitud aplastó a este oficial, que murió ante la puerta de Samaria.

Dijo entonces Eliseo: Oíd palabra de Jehová: Así dijo Jehová: Mañana a estas horas valdrá el seah de flor de harina un siclo, y dos seahs de cebada un siclo, a la puerta de Samaria. Y un príncipe sobre cuyo brazo el rey se apoyaba, respondió al varón de Dios, y dijo: Si Jehová hiciese ahora ventanas en el cielo, ¿sería esto así? Y él dijo: He aquí tú lo verás con tus ojos, mas no comerás de ello. 2 Reyes 7:1-2



El sarcasmo que causó la incredulidad de este príncipe le costó la vida. El hombre de Dios habló abundancia, y Dios respaldó su palabra milagrosamente. 
La Biblia nos entrega varios milagros de multiplicación, (algunos en los días de Jesús), y este es uno de ellos.  Aquí aprendemos a confiar esa palabra de abundancia en lugar de cuestionarla.

HOY. No cuestiones a Dios. Si él ha dicho que “va a suplir todas tus necesidades, conforme a sus riquezas en gloria (Fil 4:19)”, créelo, dale gracias, recíbelo, dalo por hecho.

Señor, para ti no hay nada imposible. Recibimos tu palabra de abundancia en Cristo Jesús. Amén.

 
     

JA Pérez
JA PérezSoy esposo de una mujer sabia, y padre de tres hermosos tesoros. Amo escribir y viajo el continente sirviendo gente en labores humanitarias y festivales que traen esperanza a sus vidas (vea en qué estoy trabajando en este momento). Invierto bastante tiempo observando los retos que enfrentan individuos y familias en nuestra América, y en respuesta he escrito varios libros y sostengo seminarios donde expongo principios e ideas prácticas para solucionar estos retos. Leer más.
Únase a nuestros 382071 amigos en facebook.

Suscríbete

Suscríbete a mi carta periódica y recibe reflexiones, pensamientos y artículos, además de libros y material gratis para edificar tu vida espiritual.
 

Mi correo electrónico es...

 


No spam. Se puede borrar cuando guste.