Maestros y mentores

Porque aunque tengáis diez mil ayos en Cristo, no tendréis muchos padres; pues en Cristo Jesús yo os engendré por medio del evangelio. 1 Corintios 4:15

Josué tenía un solo Moisés.

Eliseo tenía un solo Elías.

Puedes tener varios maestros, aprender de muchas fuentes, pero procura tener un solo mentor.

Paternidad espiritual. ¿Quién es tu mentor?

Paternidad espiritual

Nota importante sobre la terminología: Muchos se quejan cuando se toca el tema de paternidad espiritual, y esto se debe a los abusos que hemos visto en la Iglesia por años, donde algunos más listos (pseudo-apóstoles que aman los títulos y jerarquías) se enseñorean de otros sometiéndolos bajo la llamada «cobertura», exigiéndoles los «diezmos de diezmos» a cambio de cierta protección —algo así como lo hacía «la cosa nostra».

Sobre estos abusos ya he escrito antes. Mi libro: Manipulación: Apóstoles Modernos, la Cobertura y el Diezmo de Diezmos advierte con detalles sobre estos abusos y usted lo puede obtener gratis aquí.

El Señor Jesucristo dijo que no llamases Padre vuestro a nadie

Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos. Mateo 23:9 (negritas añadidas)

Entonces, cuando Pablo dice ser «padre» de los Corintios a quienes «engendró» en el evangelio (1 Cor 4:15), pareciera que hay cierta contradicción con lo que antes había dicho el mismo Cristo.

De hecho, este modo de lenguaje y relación es muy normal en Pablo y aquellos más jóvenes que le ayudaban.

De Timoteo dice: «Por esto mismo os he enviado a Timoteo, que es mi hijo amado… 1 Corintios 4:17» (negritas añadidas)

De Tito dice: «a Tito, verdadero hijo en la común fe… Tito 1:4» (negritas añadidas)

Esto es fácil de discernir y no hay contradicción. Note en la palabras de Jesús que dice: «vuestro Padre» (Padre con mayúscula). Refiriéndose al Padre celestial, que obviamente es solo uno.

Pablo usa la palabra «padres» en minúscula. En ningún momento se atribuiría un título que solo Dios Padre puede tener.

Sin embargo, en la cultura helénica la costumbre de un maestro entrenar a un aprendiz era muy normal.

Por ejemplo. Sócrates fue el mentor de Platón, y luego Aristóteles fue discípulo de Platón.

Y sí, en la filosofía griega el título de «padre» se aplicaba en estos casos.

De la misma manera en la cultura hebraica.

Eliseo fue discípulo de Elías de quien más tarde tomó su manto.

A Eliseo, los hijos de los profetas le llamaban «padre» (2 Reyes 5:13).

Entonces, paternidad espiritual o intelectual es un concepto antiguo, que se ha usado por siglos en muchas culturas, tanto en escuelas seculares de la alta enseñanza como dentro del contexto judeocristiano.

El hecho de que psuedo-apóstoles hoy en día abusen de este término para sacar provecho y aún ganancias deshonestas, no deshace el uso legítimo del concepto.

Como dicen los anglos, “don’t throw the baby out with the bathwater”, que se traduciría: «No tire a la bebé con el agua del baño».

No tire a la bebé con el agua del baño.

Muchos maestros, un solo mentor

Muchos pastores se quejan cuando ovejas de su congregación andan saltando de lugar en lugar colectando doctrinas de donde pueden para luego caer en confusión.

Se que muchos pastores son controladores y sectarios, y desechan mucha buena enseñanza solo porque venga de otro lugar.

A algunos, su inseguridad no les permite aceptar que «sus» ovejas encuentren mejor alimento fuera de sus cuatro paredes y amenazan con disciplinas y hasta cierta ignominia —lo cuál además de lastimar, será contra-productivo pues la oveja (por naturaleza) buscará siempre frescos pastos.

De hecho, muchos de los pseudo-apóstoles que se denominan «padres espirituales» de cierto grupo o movimiento, tienen la tendencia a prohibir que sus seguidores aprendan de otros maestros —un práctica de manipulación.

Aún así. En un gran número de pastores —los cuales sí tienen sólida enseñanza— la preocupación es muy genuina. Estos tienen la entendible preocupación que las ovejas sean confundidas por diferentes vientos de doctrina, y vaya que hay muchas corrientes y enseñanzas malas ahí fuera, y más hoy en día con el crecimiento de acceso a mala información en la redes sociales.

Entonces, ¿dónde estaría el balance?

Yo creo que las ovejas deben tener la libertad de decidir de dónde reciben enseñanza una vez que comienzan a madurar. Niños espirituales necesitan y desean la leche no adulterada. Por eso es que los primeros pasos de un nuevo cristiano son tan cruciales para el resto de su formación espiritual. Mire lo que dice Pedro:

...desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación… 1 Pedro 2:2 (negritas añadidas)

Pero una vez que el creyente comienza a crecer y desear el alimento sólido, lo buscará. Si no lo encuentra dentro de su congregación local, irá a otras esquinas dentro del cuerpo de Cristo. Esta es una necesidad básica que debe ser suplida.

…pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal. Hebreos 5:14 (negritas añadidas)

Entonces, recibir de varias fuentes no es ningún problema para el creyente en crecimiento. Yo leo libros de muchos escritores diferentes. Me alimento de varios maestros. Usted también debe tener esa libertad esencial siempre que discierna bien las fuentes.

Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo. 1 Juan 4:1

Un solo mentor

Entonces, puedes tener varios maestros. Como dice Pablo a los Corintios: aunque tengáis diez mil ayos (la NTV los traduce: «diez mil maestros»).

Puedes tener muchos maestros… sin embargo un solo mentor.

Veamos de nuevo el texto completo.

Pues, aunque tuvieran diez mil maestros que les enseñaran acerca de Cristo, tienen solo un padre espiritual. 1 Corintios 4:15 (NTV)

Note el texto «tienen solo un padre espiritual».

¿Por qué un solo padre espiritual?

Maestros te enseñan y en conjunto participan en tu crecimiento. Esa es una labor noble. El don de maestro es un don entregado al cuerpo de Cristo (la Iglesia en general).

Sin embargo, un mentor (o padre espiritual como lo traduce la Nueva Traducción Viviente) es algo más.

Un mentor te enseña, pero no solo para darte crecimiento —éste te preparará para recibir una herencia. La diferencia es inmensa.

En el siguiente artículo te enseñaré la características de un verdadero mentor. Cómo encontrar a ese mentor que te llevará a la madurez, que caminará contigo paso a paso, que te preparará para el futuro. Si no está inscrita(o) a mi carta periódica hazlo aquí (al pie de esta página), para recibir una notificación en cuanto sea publicado.

En la Escuela de Liderazgo Internacional, tengo un curso corto con certificado dedicado a este tema. Se titula: Liderazgo y Legado: Preparando un sucesor. Multiplicando nuestro liderazgo e impulsando a la nueva generación de líderes.

Por causa de la pandemia y la situación económica en nuestra América Latina, hemos preparado una beca que descuenta el 50% de la colegiatura de este curso. Para activarla use este código: COV2020 a la hora de registrarse. Entre aquí.
Este código es válido para todos los otros cursos de la Escuela de Liderazgo Internacional y la Comunidad Vida Cristiana.

Liderazgo y Legado

Preparando un sucesor. Multiplicando nuestro liderazgo e impulsando a la nueva generación de líderes.
Más información…


Red de Desarrollo Bíblico™

Estudia desde la comodidad de tu hogar. Cursos en Liderazgo, Teología y Vida Cristiana, para aquellos que aman el alimento sólido.

Haz click aquí para más información sobre los cursos.
Respaldados por la Escuela de Liderazgo Internacional™ y la Facultad de Teología Latinoamericana™.


Up Next:

Cómo la China comunista destruyó la economía de Estados Unidos en 5 pasos estratégicos

Cómo la China comunista destruyó la economía de Estados Unidos en 5 pasos estratégicos