Sana al hijo del oficial del rey
(Juan 4:46-54)

49 —Señor —rogó el funcionario—, baja antes de que se muera mi hijo.
50 —Vuelve a casa, que tu hijo vive —le dijo Jesús—.
El hombre creyó lo que Jesús le dijo, y se fue. Jn 4:49,50

Un oficial del rey escuchó que Jesús estaba en Caná y le rogó que sanara a su hijo moribundo. Jesús le dijo que su hijo viviría. Cuando el oficial llegó a su casa, el niño estaba vivo.
Su palabra es suficiente. Hoy creemos que con solo obedecer y caminar, Dios completa ese milagro en la vida de ese ser querido.

Gracias Señor por tu palabra. En Jesús. Amén.